No te fíes si Hacienda dice que tu casa vale más de lo que pagaste: su valoración no es fiable

A la hora de realizar una comprobación del valor de una vivienda comprada o heredada, uno de los métodos utilizados por la Hacienda autonómica es el de “comparación de testigos”. Consiste en determinar el valor del inmueble comparándolo con el precio de transmisiones recientes de casas con características similares, y ubicados en la misma zona.

Sin embargo, se trata de un método que está sufriendo serios reveses en los Tribunales. José María Salcedo, socio de Ático Jurídico, explica cuáles son los puntos débiles de este método de valoración utilizado en Madrid, Valencia o Murcia.

Recordamos que en muchas ocasiones Hacienda está penalizando la compra, la donación o la herencia de una “ganga”, a través de la reclamación de un pago superior al que inicialmente se ha abonado del Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). Y la razón es que valoran las viviendas por encima del precio escriturado mediante diferentes métodos, entre los que se encuentra el de “comparación de testigos”.

Según una resolución del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC), órgano que pertenece al Ministerio de Hacienda, se plantea si es necesario que la Administración incluya en la valoración de un inmueble comprado, heredado o donado, una fundamentación detallada de qué muestras ha tenido en cuenta el técnico, y cuáles ha descartado, explicando el por qué.

Además, también se plantea si deben mostrarse al contribuyente las escrituras que documentaron las transmisiones que se han utilizado como muestras en la valoración. El recurso lo planteó la propia Administración autonómica, frente a una resolución del TEAR de Aragón que había considerado necesario la acreditación de ambos extremos en el expediente administrativo de la valoración.

Artículo publicado en «Idealista news»

ver artículo completo en Idealista